Respuestas que debes dar en una entrevista de trabajo

0
2453

Los nervios pueden ser fatales a la hora de dar buenas respuestas en una entrevista de trabajo. “Me a tacaron los nervios” es una expresión muy popular entre personas que cometieron errores a la hora de tener un encuentro con su posible jefe.

La primera impresión es fundamental. Y más cuando se trata de una entrevista laboral. Donde las personas se la juegan todo en pocos minutos. Cómo se desenvuelva y el modo en el que responda las cuestiones, dependerá en que sea contratado o no.

En una entrevista de trabajo hay preguntas que seguramente te harán y que son recurrentes en cualquier entrevista de trabajo. A continuación se presentan una serie de interrogantes con sus adecuadas respuestas.

¿Te consideras la mejor persona para este trabajo? ¿Por qué?

La mejor manera de responder es ofreciendo ejemplos concretos de tus conquistas y habilidades. Compara las exigencias del trabajo ofrecido con tu perfil para que el reclutador vea que eres el más indicado para el puesto.

¿Te sientes sobrecalificado para el trabajo?

Puedes responder de la siguiente forma: “¿Sobrecalificado? Algunos dirían que no, pero tengo todas las habilidades necesarias para este trabajo. Si esto es así ¿Tienes algún problema en contratar un empleado que trabaje mejor de lo esperado?”.

Describe una experiencia difícil que te haya tocado lidiar en el trabajo

Cuentas dos ejemplos concretos que te haya tocado en el trabajo. Discute cómo resolviste los problemas. Se positivo, el problema tuvo que terminar de forma favorable.

Descríbete

El reclutador no quiere una respuesta de 10 minutos. Ofrece frases que te destaquen y abran espacio a otras preguntas que te favorezcan.

Describe el mejor y el peor jefe

Contesta que siempre aprendiste algo sin importar si el jefe era bueno o malo. Puedes, incluso, afirmar que con los buenos jefes aprendiste lo que hacer y con los malos lo que no hacer.

Habla sobre tus objetivos profesionales

Con ésta pregunta el reclutador busca saber de tus decisiones. Quiere saber si estás por casualidad en el campo que te tocó y en esa entrevista en particular. Alguien que sabe tomar decisiones será buen jefe.

¿Cómo es tu estilo de trabajo?

No sirve que contestes que eres ágil realizando las tareas que se te piden. Los reclutadores no solo buscan eso. Es mejor contestar que eres eficiente, organizado, enfocado y que terminas ágilmente tus tareas.

Depositphotos.com-Sebastiangauert-Sebastian_Gauert-592x390

Y las que no debes dar

Estas son algunas de las respuestas que no se deben pronunciar nunca en una entrevista de trabajo para lograr ganar la partida y conseguir el puesto. La premisa fundamental es no mentir. No se debe llevar la iniciativa, preguntar sobre cómo lo estás haciendo en la entrevista, perder las formas, preguntar cuánto tiempo va a durar la entrevista, criticar a ex-compañeros, ex-jefes, etc. o utilizar vocabulario improcedente.

¿Por qué estudiaste esa carrera?

Con esta pregunta, se busca detectar coherencia, confianza en uno mismo, capacidad para la toma de decisiones e independencia. Por lo tanto, se deben evitar respuestas del tipo: “No me daba la nota”, “Porque mis padres me lo dijeron” o “Porque mis amigos la eligieron”.

¿Cuáles son sus cualidades y/o defectos?

En las entrevistas casi siempre te piden que expliques cuáles son tus puntos fuertes y débiles, así que es mejor llevar esta pregunta ya pensada de casa. Lo que los expertos recomiendan es exponer una debilidad y a la vez dar ideas para solucionarlo.

Todos tenemos puntos débiles, así que no te empeñes en decir que no tienes ninguno.

¿Por qué quieres trabajar aquí? ¿Qué es lo que más te atrae del puesto al que optas?

No digas que buscas cualquier cosa en cualquier sitio porque acabarás con tus posibilidades.

Comentarios

Dejar respuesta