Obsesionados con la limpieza de la casa

0
470
Obsesionados con la limpieza de la casa

Cuando alguien siente ansiedad por la necesidad imperiosa de limpiar la casa, puede padecer un Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC). Quienes sufren este estado mental se caracterizan por generar pensamientos, impulsos o imágenes que no se pueden controlar y terminan manifestándose a través de acciones que interfieren en su vida cotidiana, como por ejemplo repetir palabras, lavarse demasiado frecuentemente las manos y obsesionarse con la limpieza de la casa.

Los limpiadores compulsivos temen contaminarse con gérmenes y contraer enfermedades. Ese miedo a la contaminación es el tipo de obsesión más común. Por lo general, las preocupaciones de estas personas tienen que ver con la suciedad y los gérmenes provenientes de objetos de uso común como los billetes, desechos o secreciones corporales, así como de animales o insectos. Para evitar supuestamente esos peligros, pasan buena parte de su tiempo aseándose y limpiando compulsivamente su entorno.

Generalmente, este trastorno se puede tratar mediante una medicación adecuada, o bien con psicoterapia. El paciente también puede iniciar alguna actividad física, aprender a relajarse para cambiar el centro de atención, tomar nota de algunos de sus pensamientos y  sus preocupaciones para enfrentarse a ellos. Asimismo, conviene que el paciente comience a cuidar su alimentación y dormir al menos siete horas al día. Una buena opción es hacer puzzles, ya que se trata de una actividad muy beneficiosa psicológicamente. Otra opción es renunciar a esa obsesión dejando que otras personas se ocupen de esa labor de limpieza de forma profesional.

Comentarios

Dejar respuesta