¿Los lípidos son importantes en la dieta?

0
202

Los lípidos o grasas son biomoléculas orgánicas compuestas fundamentalmente por carbono e hidrógeno y, en proporciones considerablemente más bajas, oxígeno. Los lípidos son esenciales para la dieta y representan en torno al treinta por cien de lo que comemos.

¿Los lípidos son importantes en la dieta?

Los lípidos son relevantes en la dieta porque cumplen algunas funciones vitales que hacen que el organismo funcione apropiadamente. Por servirnos de un ejemplo, son necesarios para que el sistema nervioso y el aparato cardiovascular realicen bien su trabajo.

Tipos de lípidos

Existen 3 géneros de lípidos entre los alimentos: grasas, fosfolípidos y colesterol.

Las grasas saturadas son las que conocemos como las grasas malas pues cuando consumimos demasiado generan problemas en la circulación y trastornos en el colesterol. Las grasas insaturadas son beneficiosas para la salud puesto que regulan los males que producen las saturadas.

Los fosfolípidos intervienen en la constitución de la membrana celular.

Y finalmente, el colesterol, que si bien no lo creamos desempaña funciones en nuestro cuerpo como fortalecer la síntesis de las hormonas sexuales o de las sales biliares o bien ser un pilar en la capacitación de la ya mencionada membrana celular.

Para qué sirven los lípidos

Los lípidos también rodean nuestras células y las dan soporte estructural. Además asisten a sintetizar vitaminas. Específicamente las vitaminas A, Y también, D y K son liposolubles, con lo que sin las grasas convenientes el cuerpo no puedo ni transportarlas ni absorberlas. Los lípidos son además una fuente de ácidos grasos esenciales, que son precisos para los procesos celulares y algunos deben ver con la regulación de la temperatura y la coagulación de la sangre. Otra de las funciones que efectúan los lípidos y también igualmente esencial que las precedentes es la protección de los órganos, ya que los recubren.

Para qué sirven los lípidos

Cuando pensamos o nos movemos, ya sea un suave ejercicio físico o un simple paseo hasta la panadería, nuestro cuerpo emplea los lípidos amontonados para producir energía. Y es que los lípidos son la primordial reserva de energía del cuerpo. No obstante, el organismo preferirá consumir ya antes la glucosa a la hora de hacer ejercicio intenso ya que ésta es un combustible de mayor calidad.

Como vemos, son insustituibles para nuestro cuerpo por lo que es estrictamente preciso que los lípidos estén presentes en nuestra dieta.

Comentarios

Dejar respuesta