La dieta mediterránea

0
1916
La dieta mediterránea 1

Siempre hemos sabido de los grandiosos beneficios de la dieta mediterránea, combate la obesidad e incluye grandes frutos para nuestra salud cardiovascular. Está considerada como una de las mejores opciones de nutrición existentes más completas. El ritmo de vida moderno, rápido, con escaso tiempo para pensar en la cocina y en nosotros mismos, ocasiona que los alimentos que elegimos para consumir tengan alto contenido graso y compuestos químicos industriales dañinos para nuestra salud.

La dieta mediterránea no solo es un estilo de vida saludable, sino también es un aporte diverso y equilibrado de alimentos naturales y tradicionales que provienen de las zonas bordeadas por el mar mediterráneo. Está constituida por frutas, verduras, legumbres, cereales, aceite de oliva como fuente de grasa, pescado y con moderación los huevos y las carnes de aves. Conoce los alimentos que integran la dienta mediterránea

la-dieta-mediterranea

Los alimentos que constituyen la dieta mediterránea son muy heterogéneos. Esta variación es justamente uno de sus mayores beneficios. El pan y la pasta, como fuente primaria de hidratos de carbono, las frutas como naranjas, limones, manzanas, melones, sandías, higos, uvas, también son parte de esta dieta, pero además hortalizas como pimientos, zanahorias, cebollas, lechugas, espinacas, coles de bruselas, berenjenas, calabazas, patatas, tomates.

Las nueces y las legumbres son quienes aportan a esta dieta la fibra y antioxidantes. El aceite de oliva es la principal fuente de grasa, el vino en cantidades controladas en las comidas principales. El pescado como sardinas, atún y salmón como fuentes de Omega-3, las especias como tomillo, romero, orégano, para aderezar los alimentos naturalmente. Es importante el uso asiduo de la miel. Carnes magras y en pequeñas cantidades, en especial las aves de corral.

¿Es saludable esta dieta?

Los estudios nutricionales realizados en Grecia como en otros países de la costa mediterránea, concluyeron en los años 60 que es una de las más completas, equilibradas y sanas que hay. Los beneficios a los que siempre se suele llegar son menor obesidad, aumenta la esperanza de vida, reducción de enfermedades cardiovasculares y degenerativas y bajo nivel de colesterol en la sangre.

la-dieta-mediterránea

Como características llamativas de este estilo de vida podemos encontrar que las grasas en las comidas viene básicamente del aceite de oliva, por lo tanto son grasas adecuadas y con grandes beneficios. Es un aporte equilibrado entre en ácidos grasos poliinsaturados de omega-6 y omega-3. Rica en antioxidantes naturales que aportan las naranjas, limones, verduras.
Llena de fibra que te ayudara a regular el proceso digestivo, la ingesta de grasa animal es baja, en comparación a otros países es muy bajo.

Recomendaciones para la dieta

Si estas por comenzar cambiar tus hábitos alimenticios con esta dieta, aquí te damos una serie de tips para que puedas tener éxito y no morir en el intento por ejemplo: varía en la medida de tus posibilidades los alimentos en tu plato en porciones pequeñas. Sé constante con tus horarios de comida y evita saltar ninguna, Elige siempre carnes magras como pollo o pavo y es importante que le quite la grasa antes de cocinarlos.

Entre semana debes consumir por lo menos cuatro piezas de pescado, En las comidas se incluye una ensalada como entrada siempre aderezada con aceite de oliva. Las frutas las debes tener presente y como mínimo cuatro piezas y en las mañanas consumir zumo de limón o naranja, Las legumbres, el arroz y la pasta se consumen por lo menos cuatro veces por semana.

Se debe controlar la cantidad de sal en las comidas, te recomendamos elegir las hierbas aromáticas como el tomillo, romero y orégano. La hidratación forma parte de esta dieta por ello es importante que consumas litro y medio de agua al día, te ayudara el proceso digestivo, obtener los mejores nutrientes de los alimentos que estas disfrutando.

Comentarios

Dejar respuesta