El Partido Popular acaba su reforma de “consumo interno” de la ley del aborto para adolescentes

0
485

Tras la renuncia del ministro de Justicia A. R.-Gallardón, tras el descalabro de su proyecto legislativo para substituir la ley socialista actual, y de no pocas tensiones internas en el Partido Popular, la mayor parte absoluta del conjunto parlamentario popular en el Congreso de los Miembros del Congreso de los Diputados ha sacado adelante una reforma limitadísima de la legislación actual sobre el aborto que, conforme toda la oposición, se ha planteado “para consumo interno” y como “una pura justificación electoral”.

La Cámara baja ha dado el visto bueno (ciento ochenta votos a favor, ciento cuarenta en contra y tres abstenciones) este jueves a la iniciativa legislativa propuesta por el conjunto parlamentario popular que en este tema ha sustituido al Gobierno puesto que el substituto de Gallardón, el ministro Catalá, se negó a aceptar el proyecto de su precursor tras la polémica generada con su salida del Gobierno. De esa forma, el Partido Popular ha venido a substituir al Gobierno como impulsor de una medida que figuraba en su programa electoral.

El discute de el día de hoy en el Congreso apenas ha aportado novedades sobre las situaciones ya conocidas. Toda la oposición, salvo el subgrupo integrado por los parlamentarios de Unió Democrática de Catalunya y el miembro del Congreso de los Diputados de UPN, se han manifestado contra la iniciativa, como ya hicieron el mes pasado de abril en el discute de toma en consideración de la iniciativa del Partido Popular.

“Es una reforma para consumo interno”, han repetido portavoces tan dispares como Joan Tardá, de ERC, y C. M. Gorriarán, de UPyD. La portavoz socialista, Á. Á., tras denunciar el carácter “electoral” de esta iniciativa, ha asegurado que solamente va a conseguir la reforma de la presente legislación es “la supresión de la protección de las jóvenes más frágiles, que son una minoría como prueban las estadísticas pues 9 de cada diez adolescentes asisten a abortar acompañadas de sus padres”.
La modificación legislativa que se ha aprobado el día de hoy en la Cámara baja elimina el apartado cuarto del artículo trece de la famosa como “ley Aido”, aprobada en la pasada legislatura socialista, que deja que las jóvenes de dieciseis y diecisiete años, incluso siendo legalmente menores, puedan abortar sin el conocimiento de sus progenitores o bien tutores caso de que exista un enfrentamiento con ellos.

 

Toda la oposición, salvo el subgrupo integrado por los parlamentarios de Unió Democrática de Catalunya y el miembro del Congreso de los Diputados de UPN, se han manifestado contra la iniciativa,

Se prescindirá de esta información cuando la menor aduzca fundadamente que esto le provocará un enfrentamiento grave, manifestado en el riesgo cierto de violencia intrafamiliar, amenazas, coartes, malos tratos, o bien se genere una situación de desarraigo o bien desamparo”, asevera el texto de la ley actual hasta el momento que se ha eliminado.”

La intervención de la portavoz del conjunto parlamentario popular, la miembro del Congreso de los Diputados coruñesa Maite G. V., ha reflejado las tensiones internas que el aborto produce en el Partido Popular. “Quiero ser realmente clara: me dirijo asimismo a los votantes del Partido Popular y a aquellos miembros del Congreso de los Diputados de mi conjunto para decirles que no estamos validando el resto de la ley actual, que recuerdo está recurrida frente al Tribunal Constitucional por el hecho de que deseamos que el alto tribunal se posicione. Nosotros, señorías, comprendemos que el aborto no es un derecho de las mujeres”, ha dicho.

Con esta intervención ha pretendido silenciar la contestación de parte de miembros del Congreso de los Diputados de su conjunto contrarios a esta reforma por considerarla deficiente y contraria al programa electoral del Partido Popular que proponía una reforma de la ley de plazos socialista actual. Al final han sido 4 los parlamentarios “díscolos”, como ocurrió en el mes pasado de abril, que han roto la disciplina de voto: E. Durán, A. G. M., L. Méndez y J. E. Azpiroz. Todos  defienden tesis de las asociaciones contrarias a la legislación actual del aborto.

En un caso así estos parlamentarios del Partido Popular han optado por votar meridianamente en contra – en el mes de abril solo la miembro del Congreso de los Diputados madrileña E. Durán lo hizo al paso que el resto se ausentaron, entre ellos el histórico J. E. Azpiroz -. A lo largo de la votación, mas ni a lo largo del discute – no en el discute – han estado presentes la vicepresidenta Sáenz de Santamaría, el ministro de Sanidad, A. A., y los titulares de Hacienda, Industria, Promuevo, Empleo, mas no el de Justicia, si bien no es miembro del Congreso de los Diputados.

Desde este momento, la reforma legal, que apenas tiene 2 artículos y 3 disposiciones auxiliares, pasa al Senado donde va a tener una tramitación “rápida” conforme fuentes parlamentarias de la mayor parte conservadora. Antes que concluya la legislatura la modificación va a entrar en vigor.

Comentarios

Dejar respuesta