Claves que comparten los regímenes más conocidas

0
185

Hoy repasaremos algunos de las claves que comparten las dietas más famosas. Entre el incontable número de dietas existentes, son poquísimas las que han probado su validez a lo largo del tiempo. Entre ellas se hallan la dieta mediterránea, la dieta baja en hidratos de carbono o bien la dieta paleo. En mucha ocasiones, defensores de unas y otras se centran en discutir lo que distingue unas de otras, en lugar de ver que tienen en común.

Claves que comparten las dietas más famosas

Y es que todas y cada una de las citadas dietas y aquellas que han probado su validez en un largo plazo, cuentan con una serie de similitudes importantes.

– Son bajas en azúcar añadido

Puntos en común de las principales dietas

El azúcar añadido es el peor ingrediente en una dieta. Si bien algunas personas pueden tolerar cantidades moderadas sin inconvenientes, la mayoría de la gente toma demasiado azúcar, provocando que se sobrecargue el hígado, que se verá obligado a convertir este azúcar en grasa.

Parte de la grasa se envía fuera del hígado como colesterol VLDL, elevando de forma notable los triglicéridos en la sangre, si bien algunos de ellos se sostienen también en el hígado. En verdad, se tienen patentizas que el azúcar es uno de los principales causantes de la enfermedad de hígado graso no alcohólico.

El azúcar se asocia con otras muchas enfermedades, como la obesidad, la diabetes tipo 2 o bien las enfermedades del corazón, que son algunos de los primordiales asesinos del mundo. Por si no fuera suficiente con lo anterior, el azúcar da una gran cantidad de energía con prácticamente nada de nutrientes esenciales.

Por todo lo anterior, prácticamente todo el planeta está conforme en que el azúcar añadido es muy malo. De ahí que las dietas más exitosas reduzcan al mínimo su consumo.

– La mayor parte de las dietas eliminan los hidratos de carbono refinados

La mayoría de las dietas eliminan los carbohidratos refinados

Los hidratos de carbono refinados realmente son granos a los que se les ha eliminado sus beneficios, por lo que ya nos podremos imaginar que resultan todo menos recomendables en cualquier dieta. Para conseguir estos granos refinados, se pulverizan los granos enteros y se suprime de este modo el salvado y el endospermo, que son las partes fibrosas y nutritivas. Por tal razón, los granos refinados contienen poco más que almidón, cadenas de moléculas de glucosa.

Este almidón refinado ofrece un sinnúmero de energía sin aportar prácticamente ningún nutriente esencial (calorías ‘vacías’). Además de esto, sin la fibra que se encuentra en el grano entero, el almidón puede provocar rápidas subidas en los niveles de azúcar en la sangre, lo que deriva en caer en los antojos y comer en exceso unas horas más tarde, cuando los niveles de azúcar en sangre descienden.

Los estudios han probado la relación entre el consumo de carbohidratos refinados con todo tipo de enfermedades metabólicas, como la obesidad, la diabetes tipo dos y las enfermedades del corazón.

– Suprimir asimismo los aceites vegetales industriales

dietas

En esta categoría entrarían los aceites de soja, de maíz, de semilla de algodón o bien de canola, entre otros muchos. Todos tienen un alto contenido en ácidos grados omega-seis poliinsaturados, por lo que muchas personas están tomando una cantidad muy elevada de ellos.

Hay estudios que prueban que el ácido linoleico, el ácido principal omega-6 en los aceites vegetales, se incorpora en la células de las grasa corporal. En su camino se encuentra con lipoproteínas LDL, haciéndolos mucho más propensos a oxidarse. Este es un procesado clave en la enfermedad cardíaca. Asimismo, contribuye a la disfunción endotelial, uno de los primeros pasos hacia la enfermedad cardiaca.

Resaltar que muchos estudios también vinculan el consumo de estos aceites vegetales con una mayor incidencia del cáncer. Finalmente, hay que destacar que la mayor parte de nutrientes beneficiosos se han eliminado en estos aceites. Son, en consecuencia, también calorías ‘vacías’.

– Eliminar de la dieta las grasas trans artificiales

Quitar de la dieta las grasas trans artificiales

Hay unanimidad en el momento de resaltar lo poco saludables que son las grasas trans artificiales. Muchos estudios han demostrado que están muy relacionadas con el incremento de la inflamación y las enfermedades del corazón. Además de ser tóxicas, no son naturales y no tienen ningún beneficio para la salud.

– Las mejores dietas tienen un alto contenido en verduras y fibra

Las mejores dietas tienen un alto contenido en verduras y fibra

La mayoría de dietas suprimen algún tipo de alimento. No obstante, la mejores dietas coinciden en la importancia de consumir muchas verduras, puesto que son muy saludables. El consumo de los vegetales está asociado a un menor riesgo de padecer numerosas enfermedades.

Las verduras son ricas en antioxidantes y contienen todo género de nutrientes, están cargadas de fibra, asisten a perder peso y alimentan a las bacterias buenas del intestino.

Lo mismo podríamos decir de las frutas, que son incluidas aun en los regímenes bajas en carbohidratos.

Y estas son las claves que comparten las dietas más famosas. Como ves tienen muchos puntos en común, además de esto existen muchos mitos sobre ellas, tal como te contábamos aquí: Mitos falsos sobre los regímenes de adelgazamiento

Comentarios

Dejar respuesta